CHITOSAN VEGETAL TRIESTOP 60CAP ELADIET

€16.11

Categoría CONTROL DE PESO Etiquetas CHITOSAN eladiet
P.V.P 17,90€   OFERTA WEB 16,11€


Chitosan Vegetal

El Chitosan vegetal es un polímero derivado de la glucosalina, pero de origen vegetal, es similar a la celulosa, por lo que no se digiere en el organismo y se elimina por la heces. Presenta la propiedad de bloquear las grasas en el tracto digestivo, impidiendo su absorción, por eso se ha utilizado en las dietas de control de peso y colesterol.

  • Potente secuestra grasas
  • Absorbe entre 600 y 800 veces su peso en grasa
  • Protege la mucosa gástrica y la flora intestinal
  • Muy bien tolerado, no da lugar a alergias ni intolerancias

Ayuda a :

  • Permitir a las grasas saturadas transitar por el sistema digestivo sin ser absorvidas.
  • Facilitar el tránsito de las grasas evitando su absorción y acumulación.
  • Favorecer la evacuación, actúa como esponja en el tracto digestivo.
  • Reducir la formación LDL (colesterol malo) y aumenta la formación de HDL (colesterol bueno)
  • Reducir la acidez gástrica.
  • Efecto saciante.

Ingredientes:

Chitosan vegetal400 mg

Otros ingredientes: Celulosa vegetal, estearato de magnesio.

El Chitosan vegetal atrae y aisla las grasas del interior del tubo digestivo, impidiendo su absorción y digestión. Capaz de absorver entre 600 y 800 veces su peso en grasa.

Efecto Saciante.

Debido a su origen vegetal y no animal, es muy bien tolerado y no da lugar a alergias ni intolerancias.

Presentación: Envase de 60 comprimidos de 640 mg

Mecanismo y acción fisiológica
El chitosan es una fibra 100% natural derivada de polisacáridos, que en nuestro caso se obtienen de cultivos celulares de vegetales y hongos, a diferencia del chitosan animal que se obtiene de crustáceos.

Tiene una estructura química muy parecida a la fibra vegetal, pero su mecanismo de acción es diferente ya que es capaz de absorber de 600 a 800 veces su peso en grasa proveniente de la dieta. Esto se produce debido a una diferencia de cargas entre el chitosan (con una carga fuertemente positiva) y los lípidos (grasas) con una carga negativa, lo que provoca una atracción mutua. Así actúa como un imán, que atrae y rodea la grasa, como si fuera una especie de esponja, atrapándola e impidiendo su digestión y asimilación por parte del organismo.

Estudios sobre animales han demostrado que el consumo diario de chitosan vegetal previenen el aumento de peso y de masa grasa. Interacciona con los compuesto lipídicos, como las sales biliares y los ácidos grasos, reduciendo su absorción intestinal. Como resultado el uso de chitosan vegetal previene el almacenamiento de grasas en el hígado y en los músculos. También provoca un efecto de saciedad y decrece, por tanto, el riesgo de obesidad. Esta función se puede aprovechar por la gente que sigue dietas de control de peso, con el fin de hacerlas más rápida y más eficaces.

El Chitosan vegetal también ha sido eficaz para regular los niveles de colesterol. En los ensayos sobre animales realizados, se demostró que reducía la tasa total de colesterol, LDL (colesterol malo) y triglicéridos en sangre. Incrementó los niveles de HDL (Colesterol bueno).

Fuente: Laboratorios Eladiet