P.V.P: 16,35€  OFERTA WEB: 14,72€




Si eres hombre y tienes más de 40 años es muy probable que hayas empezado a notar problemas urinarios. La Hiperplasia Benigna de Próstata (HBP) es la causa más frecuente de consulta urológica masculina. Empieza a manifestarse a partir de los 40 años, a los 70 años afecta al 80% de los hombres y al 90% de los mayores de 85. Se trata de un agrandamiento benigno de la próstata, relacionado con la edad y con niveles bajos de testosterona, de crecimiento lento que ocasiona muchas molestias y que repercute de forma importante en la calidad de vida.

El crecimiento de la próstata provoca la compresión de la uretra a su paso por la glándula, ocasionando una serie de molestias secundarias: dificultad para empezar a orinar, chorro de orina fino, menos potente e intermitente; sensación de no haber vaciado la vejiga después de orinar; hay que orinar muchas veces por el día (polaquiuria) y por la noche (nicturia); también puede haber incontinencia urinaria, dolor abdominal, molestias al orinar…

Sabal serrulata y Pygeum africanum, son dos plantas
de uso tradicional para problemas prostáticos; ellas
junto a la Ortiga verde y a las Pipas de Calabaza han
demostrado en distintos estudios científicos ser de
ayuda para mejorar las molestias urinarias típicas de los
hombres de mediana y avanzada edad. Estas plantas
son ricas en fitoesteroles, los cuales pueden inhibir a la
enzima 5-α-reductasa, encargada de la conversión de
testosterona a su forma activa, la dihidrotestosterona.
Esto ayuda a que disminuya el tamaño de la próstata y a
que mejoren las molestias asociadas.
La Boswellia serrata es una planta protectora de la
salud prostática, que puede ayudar a disminuir la
producción de compuestos inflamatorios que suelen
estar elevados.
El Licopeno, pigmento natural del tomate, es un potente
antioxidante. Amplia bibliografía científica avala que su
consumo en la dieta se asocia con un menor riesgo de
fenómenos oxidativos y de proliferación celular.
El Zinc es un mineral que contribuye a la protección de
las células frente al daño oxidativo y al mantenimiento de
niveles normales de testosterona, además de ser un
elemento importante en la composición del líquido
prostático. Y la suplementación con Vitamina D se ha
relacionado con una reducción del tamaño de la
próstata y de las molestias asociadas.

Ingredientes:

Sabal serrulata, Ortiga verde, Pygeum africanum, Boswellia serrata, Pipas de calabaza, Agente de carga (celulosa microcristalina), Sulfato de cinc, Extracto de tomate (E.S., titulado a 5% en Licopeno), Vitamina D (colecalciferol), Antiaglomerantes (estearato de magnesio, dióxido de silicio). Cubierta: Agua, Hidroximetilpropilcelulosa.

Por 2 cápsulas:
Sabal serrulata E.S.: 320 mg
Pygeum africanum E.S. 100 mg
Boswellia serrata E.S.: 100 mg
Ortiga verde E.S.:240 mg
Pipas de calabaza E.S.: 40 mg
Zinc: 10 mg (100% VRN*)
Vitamina D: 5 µg (100% VRN*)
Tomate E.S.: 5 mg
*VRN: Valores de Referencia de Nutrientes.

Modo de empleo:

Tomar 1 cápsula con el desayuno y 1 cápsula con la cena.

Presentación:

Envase de 60 cápsulas.



En caso de embarazo o lactancia, consulte con un profesional de la salud.
No tome este complemento alimenticio si es alérgico o intolerante a alguno de sus ingredientes.